Cómo nos gustó Cervinia – Zermatt

Esta temporada, nuestra cita con las montañas regresaba a los Alpes después del año anterior haber estado por primera vez en los Pirineos . Nuestro destino, el Valle de Aosta, al norte de Italia. Es una zona que ofrece muchas posibilidades con estaciones para todos los gustos, pequeñas,  grandes, con desniveles, diferentes países. Y todo en el radio de una hora. A nosotros nos flipó Cervinia – Zermatt.

Cómo nos gustó Cervinia - Zermatt

Establecimos nuestro centro de operaciones en Aosta, una ciudad industrial bastante fea. Desde el hotel, teníamos Cervinia a menos de una hora, tomando la autopista (de pago). En la estación, pudimos aparcar a pocos metros de la telecabina y taquillas. Tienes la posibilidad de adquirir el forfait para esquiar o surfear sólo en Cervinia al precio de 42 € o bien, obtener el skipass internacional con el que poder esquiar en la suiza Zermatt. Este forfait asciende a los 58 €. Otra opción interesante es pillar forfait de tres días para subir dos jornadas a Cervinia y un tercero al cualquiera de las estaciones del valle: Pila, Monterosa, Courmayeur, La Thuile, etc.

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta cuando se va a las estaciones del valle de Aosta, es que desde esta temporada el rescate en pista ya no es gratuito. Te advierten por todos lados que tiene un coste de 200 €, por lo que si no has contratado un seguro que te cubra esta eventualidad, deberías adquirir en taquilla el seguro de rescate por 3 €.

Cómo nos gustó Cervinia - Zermatt

Nosotros optamos por el forfait internacional para conocer la elitista Zermatt. La estación Suiza, paisajísticamente, es increíble, surfear bajo el Matterhorn y rodeados de glaciares es una gozada. Un pico de mas de 4.500 mts de altura que ha inspirado la forma de las chocolatinas de Toblerone. Con un tren cremallera que recorre la estación. Y su pueblo en el valle en el que solo se pueden conducir vehículos de energías renovables o de tracción animal.
Cómo nos gustó Cervinia - Zermatt

Lo Mejor de Breuil Cervinia – Zermatt

A pesar de lo bonita que es la estación Suiza, lo que más nos gustó fue la zona superior con su snowpark y bordercross que se mantenía de forma inmejorable al ubicarse a casi 3.500 mts de altura y a las expertas manos de los shapers. Un autentico gustazo.

Snowpark Cervinia - Zermatt

Pero en cuanto a pistas y sensaciones nos quedamos con el lado italiano. Pistas anchas y largas, con no demasiada pendiente, y con una nieve que se conserva en perfectas condiciones. Un desnivel de 2.500 mts en la bajada hasta Valtournenche. Como bajar desde Borreguiles a la ciudad de Granada sobre tu tabla.

El segundo día que la visitamos, tuvimos la suerte, por casualidad de hacer la última subida en el funivia que te deja en el Plateau Rosa. Al salir de  la góndola pudimos ver el majestuoso espectáculo de la puesta de sol sobre las moles alpinas de mas de cuatro mil metros. Mientras nos hacíamos fotos desde el mirador, la estación se fue vaciando de gente, y pudimos disfrutar de la última bajada del día, desde la cima hasta el valle, con la estación para nosotros solos.

Como-nos-gusto-Cervinia-Zermatt-8

Si pasas al lado suizo, hay que tener muy en cuenta dos factores. El primero la meteorología. No arriesgarse con días de viento ya que pueden cortar el paso de una estación a otra y tendrás que quedarte a dormir en Suiza y rezar para que la mañana siguiente no sople Eolo. La segundo es la hora de regreso a tu base. Aquí no se casan con nadie y a la hora fijada paran los remontes y te quedas tirado. Nosotros pudimos contemplar como subían algunos, a patas desde el lado italiano, esquíes al hombro por  pista, para hacerse el Theodulpass.Un martirio realizar tal esfuerzo a semejante altura.

En definitiva, Cervinia – Zermatt es una de las estaciones que todo esquiador y rider debe visitar alguna vez.

 

  • Xcorpion

    Genial. .. que envidia de la buena …. no cono aquí estamos. Gracias por compartirlo.

    Un abrazo

    • Gracias a ti por pasarte por aquí a echar un ojo