6ª Jornada: Cortina d’Ampezzo

1/3/2011

“La mente en blanco.”

Visión a las 6:50

De nuevo un día soleado y con temperatura primaveral, de hecho, luego, pude surfear con tan solo mi chaquetón y una camiseta térmica. Pero si esto parece nuestra querida Sierra Nevada!

Partimos temprano para Cortina d’Ampezzo. Hoy sería el nuestro último día en Pera, no marchábamos tristes, porque nos esperaba la Reina de los Dolomitas, Cortina d’Ampezzo. Por delante 60 Kms por carretera de montaña. Nuestro primer hito, el Paso Pordoi. Para que os hagáis una idea es la típica subida y posterior bajada a tumba abierta de la etapa reina del Giro.

Paso Pordoi, desde el mirador del Sass Pordoi

El paso tiene mas de 61 curvas o “tornantes”, 28 de subida y 33 de bajada, concentradas en unos 20 kms. Nos llevó mas de una hora cruzarlo. Sobretodo porque íbamos “acojonaitos” perdidos y con sumo cuidado, puesto que faltando unos 5 kms para la cima, todavía había unos cms de nieve. Las máquinas no lo habían limpiado. Al final lo logramos sin tener que poner cadenas, lo cual fue un alivio. En el camino de subida, iban quedando imágenes de los días anteriores. Atrás iban quedando la zona de aparcamientos Lupo Bianco y el TC. Pian Frataces, punto de inicio de nuestras jornadas. En Arabba, pudimos contemplar unas majestuosas pistas desiertas e inmaculadas (Alpenrose, Salere, Fodoma y Portados), con nieve fresca caída de los dos días anteriores, que te daban ganas de parar el coche y quedarte allí mismo. Desde aquí, iniciamos el siguiente paso, el de Falzarego el cual se encontraba en perfectas condiciones.

Cortina d’Ampezzo es una de las mejores y elitistas estaciones de los Dolomitas, la cual tiene una dilatada tradición en el esquí alpino e incluso han filmado películas del Agente 007,  James Bond y de Sylvester Stalone, “Cliff Hanger”. La estación esta dividida en tres sectores separados:

  • Sector de Lagazuoi, Col de Gallina y Cinque Torri, al oeste. Arriba en el mapa en verde.
  • Sector de la Tofana, mas al centro. Arriba en el mapa en rojo.
  • Sector de Cristallo y Faloria, al este.

Como no iba a dar tiempo a todo, decidimos centrarnos en Tofana, primero y como broche la zona del Falzarego, con Lagazuoi,  Cinque Torri y la magia de la zona de Fedare y Averau.

Nada mas llegar, la impresión no podía ser mejor

TS. Falzarego, imagen by More photo-madly

Ante esta vista, nos entro la duda de comenzar por esta zona o seguir bajando hasta el parking de Pocol. Como la zona de Tofana es la mas popular y famosa, nos dejamos llevar por ello. Sin embargo, al parecer, es mas recomendable hacerlo al revés. Para aprovechar mejor el tiempo, lo ideal es iniciar la jornada en Cinque Torri, para ascender hasta Col de Gallina, luego coger el TC. hasta Lagazuoi, para descender hasta donde tengamos el coche, para desplazarnos finalmente hasta la zona de Tofana. Así te evitas subir y bajar con el coche.

Una vez en el parking, poco antes de llegar al pueblo de Cortina d’Ampezzo, volvemos a escena, con una pequeña bajada hasta tomar la primera silla, Olympia, desde hay vamos ascendiendo por las sillas 19, Roncato Festis, la 21-22, Rumerlo Duca A y la B hasta ascender al Pico Pomedes a 2.300 mts, donde hay unas vistas increíbles de los Dolomitas.

Rumerlo Duca A y sus remontes patrocinados por Paul Shark o Replay

De ahí para abajo unas poderosas pistas rojas de verdad, con el famoso muro de Olimpia, donde se celebra una prueba de la Copa del mundo.

Lo mejor de Cortina d’Ampezzo

Cortina d'Ampezzo: La Perla de Los Dolomitas
Muro de Olimpia

Después de hacer unas cuantas bajadas nos pasamos a la zona de Tofana y Ra Valles, donde puedes visitar las pistas mas exigentes que encontré en tutte le Dolomiti como Forcella Rosa, la pista Olímpica, Col Drusciè A, Laberinti y Vertigine Bianca, en Cortina d’Ampezzo la asignación de colores, desde mi punto de vista, es donde se ciñe mejor a lo que yo conozco como pista negra. En otras estaciones de la Sella Ronda, la calificación es mas relajada. Pero en Cortina d’Ampezzo no todo es dificultad, también se puede disfrutar de la preciosa pista Muro de Ra Cioures, que podéis ver en la 1ª parte del vídeo que sigue abajo. Una preciosa pista entre los pinos, la cual te lleva hasta la silla Colfiere – Col Druscié.

Inicio bajada Forcella Rossa
Cortina d'Ampezzo: La Perla de Los Dolomitas
Impresionante bajada de Forcella Rossa, en realidad es negra, no como dice su nombre, sin pisar y con unas bañeras XXL, Qué dolor, Loren!
Cortina d'Ampezzo: La Perla de Los Dolomitas
Fuera pistas en Tofana
Al fondo, Cortina

Una vez hecha toda esta zona, volvemos al coche para subir al parking que hay en el Falzarego para disfrutar de la guinda del viaje, con una zona mágica, en la que apenas nos encontramos con tres o cuatro personas en las pistas.

Area Falzarego

Primero tomamos las TS. Falzarego y Col Gallina para llegar hasta la entrada del TC Lagazuoi, que te subo al pico del mismo nombre 2.750 mts. Desafortunadamente, no pudimos realizar la bajada desde arriba hasta Armetarola, que pasa a ser, según dicen una de las mejores bajadas, transitando un valle precioso, con paredes rocosas, donde cuelgan grandes cascadas heladas. La próxima vez se hará.

Cortina d'Ampezzo: La Perla de Los Dolomitas
Desde la cima de Lagazuoi
Fuera pista Lagazuoi

Ahora tocaba la bajada por la pista roja Forcella de Lagazuoi de 1,9 kms. y un desnivel de 697 mts., para enganchar con la pista azul, hacia la izquierda, para bajar hasta Cinque Torri, no sin tenernos que quitar las tablas un par de veces para cruzar la carretera y por algunos llanos.

Cortina d'Ampezzo: La Perla de Los Dolomitas

Ya solo nos quedaba tiempo para hacer la ruta de vuelta hasta la zona donde teníamos el coche. Nos tuvimos que perder unas pistas buenísimas y con pinta de cañeras que bajaban de Cinque Torri. Sin tener el rumbo muy claro, y llevados por nuestro instinto, solo sabíamos que teníamos que llegar a una silla, llamada Croda Negra, que nos permitiría retornar a la zona de Falzarego, la cual, al parecer, no consta en los planos. Y como suele pasar cuando no planeas algo, encuentras bonitas experiencias, y así fue.

Antes de llegar a una zona de ensueño tuvimos que tomar estas antiquísimas sillas de uno. Claro, como los “pobrecitos” de Cortina d’Ampezzo no tienen dinero para poner unas nuevas …

A la salida de la silla y tras bajar un poco nos encontramos con un paisaje mágico e inquietante, sobretodo, porque en todo el rato que estuvimos por la zona, tan solo nos cruzamos con los solitarios remonteros que pacientemente esperaban la hora del cierre de los remontes.

Sin palabras – Zona Averau

Después de dejar la última silla del viaje, la que no aparece en los mapas, nos restaba la última bajada por esta zona mágica y solitaria. Ciento cuarenta y un remontes quedaban atrás. Tan solo unos cientos de metros más por delante para quitarnos definitivamente las tablas, las cuales habían pasado a ser un apéndice mas de nuestros pies durante seis jornadas. Tras haber planificado durante mas de un mes el viaje, resulta que el último remonte no aparece en ningún mapa, qué paradoja, ¿no?. Es un remonte perdido que no te lleva a ningún lado para que permanezcas allí para siempre o es tan sólo un deseo?

Esta área, es preciosa, pero se hace un un poco complicada para ir con tabla de snowboard. Es necesario llevarla bien encerada la misma y hacerla con bastante velocidad si no quieres patear en varias ocasiones porque abundan los planos.

Cortina d'Ampezzo: La Perla de Los Dolomitas
Skiweg Croda Negra
Penúltima Bajada  Skiweg Croda Negra

Ya en la zona donde discurre el TS. de Falzarego, las máquinas empezaban a pisar las pistas para la jornada siguiente y nos enseñaban el camino perfecto de regreso para un viaje perfecto.

Huellas en la última bajada – Ovest

Antes de quitarnos las tablas de forma definitiva y a unos cuantos pasos del coche que nos alejaría de este paraíso, una sensación de paz, alegría y orgullo pasa por nuestras mentes.  Sin habernos ido de allí, ya éramos conscientes de la gran experiencia vivida al poder haber visto paisajes y lugares que jamás podíamos haber imaginado, de ver que todas nuestras dudas habían encontrado una respuesta mejor a la esperada, de comprobar que nuestros miedos habían sido superados. Emoción de haber disfrutado cada instante, sin mayor preocupación que elegir un remonte u otro, o qué lado de la pista es el mejor. De sentirte vivo por cada poro de la piel al notar el aire frió en la cara en cada bajada, de saborear de nuevo la ilusión inocente y pura de la infancia . Y sobre todo, la sensación de haber recibido en toda su intensidad la energía y el poder de estas imponentes montañas dolomíticas.

Ante aquel solitario y espléndido escenario de Cortina d’Ampezzo, decíamos adiós, dejando grabado en nuestras retinas y corazones para siempre el mejor de los recuerdos posibles, ARRIVEDERCI DOLOMITI!

Hasta pronto!

Cortina d'Ampezzo: La Perla de Los Dolomitas
Ci vediamo!

Estadísticas:
Remontes: 23 — Desnivel Descendido: 6.695 mts — Kms recorridos: 30 kms

Total de los seis días:
141 Remontes, 50.050 mts de desnivel y 244 kms de pistas.

 <  |  5ª Jornada: Alpe Cermis-Cavalese (Val di Fiemme)

  • Xcorpion

    Increible… que envidia… y que barbaro, aunque has mejorado mucho con las fotos y el video. jejejeje… me muero de envidia….me muero de envidia….me muero de envidia….me muero de envidia